Jorge Molina celebra uno de sus goles ante el Valencia.

La investigación de la trama de amaños de partidos conocida como ‘operación Oikos’ continúa su curso y este viernes se han conocido más detalles.

Según ha avanzado la Cadena Ser, la policía ha pedido investigar el teléfono del jugador del Getafe Jorge Molina para esclarecer sospechas sobre un partido entre el club azulón y el Villarreal en la última jornada de la temporada 2018/2019 en el que los amarillos debía, supuestamente, dejarse ganar.

En las conversaciones que han salido a la luz, Carlos Aranda, uno de los dos cabecillas de la trama, habla con alguien llamado Esteban sobre los 2 millones de euros a repartir entre varios jugadores del Villarreal por dejarse ganar. El partido terminó empate a 2.

Varios jugadores y otras personas relacionadas con el fútbol fueron detenidas a lo largo de 2019 para ser investigadas por su presunta implicación en la trama de amaños de partidos orquestada por Raúl Bravo y Carlos Aranda.