Isco, en un entrenamiento del Real Madrid.

Isco Alarcón ha emitido un breve comunicado en su cuenta de Instagram en el que ha querido aclarar su posición frente a la situación actual de España y las críticas recibidas tras su polémico ‘me gusta’ a una publicación que hablaba de ‘Cayetanos bastardos’, en referencia a las caceroladas contra el Gobierno.

Una acción que le costó las duras críticas de Alfonso Ussía, que le definió como «culibajo y raro, con barba yihadista y multimillonario por la gracia de Florentino Pérez».

Ahora, el malagueño ha querido aclarar que no es «ni verde, ni rojo, ni azul, ni naranja».

«Simplemente soy un español más. Decepcionado, cansado y preocupado ante una situación tan insólita como esta. Aterrado ante la cantidad de víctimas que ha causado esta pandemia», escribía en su Instagram.

«Mi opinión, si es que a alguien le interesa, es que es momento de que los políticos, del partido que sean, estén unidos«, añadía Isco, abogando por la unidad.