Un lance del partido entre el Eibar y la Real que se juega a puerta cerrada

El retorno del fútbol español está a la vuelta de la esquina, y tanto LaLiga como los clubes llevan varios días trabajando para que la reanudación de la temporada salga de la mejor manera posible. Sin embargo, como desde un primero momento se sabía, el deporte traerá una gran novedad prácticamente sin precedentes, o mejor dicho, una gran ausencia, la de los aficionados.

Un factor que tendrá un papel clave en los encuentros, difuminando la importancia de jugar en casa o de visitante, pero que se intentará paliar para hacer el fútbol «lo más normal posible» tanto para los propios jugadores como para los aficionados que lo vean por televisión.

Para ello, en las retransmisiones y en los estadios se acompañarán los partidos de sonido ambiente ‘enlatado’ en la megafonía para intentar dar ese apariencia de normalidad con cánticos y gritos. No obstante, este sonido también tendrá que cumplir con una serie de normas.