La Liga Santander - FC Barcelona v Atletico Madrid

Quique Setién, de nuevo, castigó a Antoine Griezmann con la suplencia. Pero el mayor castigo se lo llevó otra vez el Barça. Los azulgrana se dejaron dos puntos más en una pelea por la Liga que está cada vez más complicada. El técnico, a pesar de todo, no cree estar en el punto de mira. «No me siento discutido, en absoluto», señaló en declaraciones a Movistar LaLiga tras el partido.

«Me siento como lo que soy, como un entrenador. Como el entrenador», recalcó el técnico, quien quiso dar mérito sobre todo al rival por el empate en lugar de buscar deméritos en los suyos. «Estoy bastante contento. No hemos podido hacerle más daño a este equipo, aunque nos hemos puesto dos veces por delante. Eso nos dio bastante confianza y controlamos bastante bien, pero no es fácil, porque el Atlético es un equipo fuerte defensivamente, con jugadores muy disciplinados. Estoy contento, tanto por el trabajo de los jugadores como por la manera en que hemos planteado el partido», señaló.

Los propios futbolistas del Barça, según reiteraría en la sala de prensa, también están sin duda a su lado. «Por el vestuario me siento respaldado, evidentemente, pero no voy a desvelar que se dijo en la reunión con la directiva ni como se desarrolló», señaló un Setién que, a pesar de todo, dice sentirse fuerte. «Creo que el equipo ha hecho un gran partido. Es verdad que puede haber mucho ruido fura, pero dentro estamos convencidos de que podemos sacarlo adelante. El resultado desmerece muchas de las cosas que hacemos bien, pero seguimos fuertes, con ganas de ganar los puntos que nos quedan. Es lo que hemos hecho hasta ahora y lo que vamos a hacer hasta el final», aseveró.