Sebastian Sanchi, jefe de prensa de Diego Armando Maradona, ha compartido en instagram una foto que la legión de aficionados del legendario ’10’ estaban esperando: la del propio Diego sonriendo, después de la operación para quitarle el coágulo que le encontraron en el cerebro.

Junto a Leopoldo Luque, su médico personal y cirujano encargado de la intervención, ambos aparecen posando sonrientes, lo que tranquiliza mucho sobre su estado.

«Pasó el temblor. Vamos Diego, carajo», resume Sanchi, en clara alusión a las difíciles horas y días que pasaron desde que tuvieron que ingresar al hoy entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata. Maradona aparece con un aparatoso apósito donde le hicieron la incisión, a través de la que pudieron liberar el coágulo que había provocado su malestar inicial, y un intento de sonrisa, lo que ya ha tranquilizado a todos sus seguidores.