Los jugadores del Elche no han acudido a entrenar al estadio Martínez Valero, tal y como estaba previsto, como medida de protesta por el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que aplicó el club al personal deportivo con una reducción laboral del 70%.

Los futbolistas estaban citados en el estadio por la mañana para pasar unos test médicos, aunque posteriormente se comunicó por parte del club que realizarían las pruebas en su casa y la posterior sesión de entrenamiento en sus domicilios.

El entrenador del equipo, José Rojo ‘Pacheta’, fue el encargado de trasladar al club la decisión de los jugadores, cuyo malestar ya era evidente desde semanas atrás. Los futbolistas, al igual que han hecho otras plantillas del fútbol profesional, propusieron al club una reducción de sueldo, pero no un ERTE, pero su oferta no fue aceptada por los dirigentes de la entidad.

La directora general, Patricia Rodríguez, admitió esta misma semana que se seguía negociando un nuevo acuerdo y que se le había hecho una nueva oferta a los jugadores, cuya respuesta ha sido no realizar la sesión en estadio.

Los futbolistas argumentan que el tiempo que dedican al desplazamiento y entrenamiento en el estadio excede del que les corresponde al aplicarles una reducción de jornada laboral, por lo que han acordado de forma unilateral, tras ponerlo en conocimiento del cuerpo técnico, no ejercitarse este miércoles.